AYUDAS ECONÓMICAS CONTEMPLADAS EN LA LEY DE DEPENDENCIA

Todas estas ayudas se pueden tramitar desde la propia Residencia SAVIA en la que ingrese el usuario, encargándose nuestros/as trabajador/as sociales de toda la tramitación y seguimiento hasta obtener la ayuda.

¿Quiénes son personas dependientes?

La Ley define la situación de dependencia como:

“Estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria.”

Tipos de ayudas económicas para financiar la estancia en una Residencia SAVIA:

Para que una persona dependiente pueda percibir las ayudas económicas contempladas en la Ley debe presentar la correspondiente solicitud y la documentación necesaria. Posteriormente, técnicos de la Administración procederán, en entrevista personal, a valorar a la persona solicitante para determinar el grado de dependencia y acordarán con la persona dependiente y su familiar, el servicio más adecuado para cubrir sus necesidades.

En el caso de que la persona dependiente y su familia optaren por el ingreso en una Residencia para mayores, pueden solicitar dos opciones:

  1. Plaza Pública concertada con la Consellería: en cuyo caso el usuario abona aproximadamente un 85% de su pensión y el resto lo paga la Consellería.
  2. Plaza Privada, subvencionada mediante el cobro de una “Prestación Económica”, que la Conselleria ingresa mensualmente en la cuenta bancaria del usuario. Los importes de estas “prestaciones económicas” vinculadas a su estancia en una residencia son:
  • Valoración con gran dependencia: 715 euros/mes.
  • Valoración con dependencia severa: 426 euros/mes.
  • Valoración con dependencia moderada: 300 euros/mes.

El periodo para obtener las ayudas puede alargarse varios meses, pero la Ley contempla que, una vez transcurridos 6 meses desde la fecha de presentación de la solicitud en un Registro Oficial, el usuario tendrá derecho a recibir las ayudas con “efectos retroactivos” a contar desde los 6 meses.

  • Ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía Personal y Atencion a personas en situación de dependencia