image001m

“…Decidí venir por voluntad propia con el objetivo de curarme y la confianza puesta en los profesionales del centro…”

Centro Residencial SAVIA Castellón

Adoración Domenech . 88 años.- RESIDENTE -“Llegué a la residencia procedente del hospital tras una intervención de cadera. Recuerdo horribles los primeros días: tenía una herida en la pierna. Mucho dolor, no conocía a nadie y todo lo que antes hacía sola, ahora no podía hacerlo y necesitaba siempre de alguien.

Decidí venir por voluntad propia con el objetivo de curarme y la confianza puesta en los profesionales del centro.

La rehabilitación empezó de inmediato y ha ido muy bien; además, el trato del personal del centro en general ha sido estupendo.

Los primeros días estaba muy dolorida y no lo recuerdo todo demasiado bien…tampoco quiero…pero con el paso de las semanas la evolución ha sido buena: conocí a otros residentes, hice amistades, tomé la costumbre, buena costumbre, de ir todas las mañanas al gimnasio, y poco a poco fui mejorando.

En un principio me puse el objetivo de andar para poder regresar a mi casa, pero a estas alturas, después de tres meses y de haber conseguido lo que me propuse, no me replanteo el irme a casa. Y diréis ¿por qué? si ya estoy recuperada. Pues porque aquí me siento atendida, acompañada y respetada, y siento además que he encontrado una segunda familia.

Hoy, sigo yendo a rehabilitación cada día. La fisioterapeuta me motiva a seguir trabajando, llenando cada mañana de cariño, alegría y sonrisas, y, a cambio, yo me esfuerzo todo lo que puedo.

Ahora solamente espero seguir mejorando día a día y continuar estando tan contenta por los resultados obtenidos como hasta ahora. “