“…los cuidados que mi madre recibía en la residencia nunca los habría podido tener en su casa…”

Centro Residencial SAVIA Picassent

Hija de Carmen Antón, – Testimonio FAMILIAR –

Cuando las circunstancias y la evolución de la enfermedad de mi madre, Alzheimer, hicieron que fuera complicado que siguiera viviendo en su casa, decidimos, después de meditarlo y con mucho dolor por nuestra parte, que debía ir a una residencia donde estaría mejor cuidada.

Buscamos la que mejor se adaptara a nuestras necesidades y en Picassent la encontramos; su jardín nos gustó porque podría pasear por él y tomar el sol, la limpieza y luminosidad del edificio y el personal que nos atendió nos decidió.

Fue muy duro para nosotros llevarla y dejarla allí, por eso empecé a visitarla a menudo, quería seguir estando en su vida y que no me olvidara del todo, pero también porque hacerlo me daba paz.

Su salud era buena, estaba contenta, participaba en actividades, muchos días la recogíamos y comía con nosotros fuera de la residencia; cuando todo empezaba a ir bien, una neumonía se cruzó en nuestro camino, y fue hospitalizada. Cuando la superó, y volvió a la residencia, ya no estaba como antes; su salud se había deteriorado, estaba muy débil y necesitaba mucha más atención médica. Entonces se disiparon las posibles dudas que podíamos tener, los cuidados que mi madre recibía en la residencia nunca los habría podido tener en su casa. Las médicas estuvieron siempre y para todo lo que necesitaba, y eso nos tranquilizaba mucho, igual que saber que las 24 horas del día había un DUE, para atenderla si surgía algún problema, y por supuesto los auxiliares, que nos ayudaron en todo momento. Entre todos conseguimos que recuperara parte de lo que había perdido con la hospitalización.

Ha pasado ya más de un año y ahora está estable, voy a verla a diario y me recibe con una sonrisa, está contenta, paseamos, come muy bien e incluso bailamos cuando las Animadoras Socioculturales traen música a la sala donde ella está.

Hoy puedo decir que la decisión fue la correcta y que mi madre está bien atendida por personas con mucha profesionalidad, pero que también le dan mucho cariño.

Cookies y Privacidad

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido, y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cookies técnicas

Cookies de análisis