“ Me emociono cuando pienso lo bien que me tratan aquí”.

Centro Residencial SAVIA Montán

Alberto Pallas -Testimonio RESIDENTE –

Llevo poco más de dos meses en la residencia y mi vida ha cambiado por completo. He pasado por muchas situaciones difíciles durante los últimos años. Tengo un problema de artritis que afecta a la movilidad de mis piernas. Debido a eso, tenía muchas caídas.  Fueron momentos muy duros. Vivía en Vinaroz, en una casa que compartía con otras personas pero ya no podía cuidarme solo.

Desde que estoy aquí, he mejorado mucho, tanto física como psicológicamente hablando. Voy siempre impecable. Me encanta la comida que hacen y he hecho nuevas amistades. Ha subido el amor que me tengo a mí mismo y es gracias a los trabajadores del centro. Me emociono cuando pienso lo bien que me tratan aquí.

El otro día, estuve en las fiestas del pueblo, en la plaza. Había música, comida y buen ambiente. Me lo pasé en grande. De vez en cuando está bien salir para cambiar de aires.

Esta semana han empezado a decorar la residencia con motivos otoñales y estoy muy emocionado al verlo.

Ahora tengo compañeros con los que jugar al dominó y al bingo, actividades que me divierten y que me hacen la vida más agradable. Ya no estoy tan solo como antes. No tengo palabras para agradecer lo que han hecho por mí todos los trabajadores del centro.

Cookies y Privacidad

En este sitio web utilizamos cookies propias y de terceros con fines analíticos. Si continúa navegando por la web consideraremos que acepta el uso de las mismas. También puede rechazar o configurar las cookies y obtener más información utilizando los botones que se muestran a continuación.

Cookies técnicas

Cookies de análisis