Cómo evitar la soledad en las personas mayores

Cómo evitar la soledad en las personas mayores

La soledad en las personas mayores es uno de los grandes enemigos del bienestar de nuestros mayores. Es un tema preocupante, ya que su calidad de vida no solo implica un buen estado físico, sino también emocional. La tristeza roba las ganas de vivir a muchas personas mayores que se sienten solas.

Algunas personas, sobre todo al llegar a la vejez, sufren de aislamiento por parte de su familia y seres queridos, quedando muchas veces en completo abandono hasta el día de su muerte.

Una cosa es vivir solo y otra muy diferente sentirse solo.

 Los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que el colectivo entre el que más se incrementa la soledad no deseada es el de las personas de 65 o más años que viven solas. Son casi 2 millones en España, de los cuales el 41,7% corresponden a los hogares unipersonales.

La mayoría de las personas mayores que viven solas, nada menos que el 60%, ha confesado que tiene sentimientos de soledad y aislamiento. Las mujeres de 65 años son las principales perjudicadas por la soledad. Según la INE, de esas mujeres el 39,6% de las mayores de 85 años viven solas frente al 25,9% de los hombres esa edad.

Respecto a los datos mencionados anteriormente, ya se han hecho investigaciones y se ha encontrado que la soledad es un problema grave de infelicidad que incide en la mortalidad prematura. También está asociada con el deterioro de la salud mental, deterioro cognitivo y enfermedades cardiovasculares, hipertensión y demencia.

Adultos mayores soledad

La familia debe incentivar que sus seres queridos mantengan su actividad social, disfruten del ocio y se sientan útiles y realizados.

 – Personas mayores autónomas

Existen muchos recursos para evitar la soledad de las personas mayores, como puede ser la participación en programas de voluntariado, asociaciones culturales, deportes, manualidades, cursos y talleres. También hay lugares donde realizar estas funciones al mismo tiempo que se mantiene una buena actividad social, es el caso de las Residencias para la Tercera Edad. Los tradicionales viajes del IMSERSO son también una buena opción para el ocio de la persona mayor.

– Personas mayores dependientes

Para evitar que las personas mayores en las que las capacidades físicas pueden estar limitadas, necesitan un cuidado personalizado y una atención especial se sientan solas, existen los servicios sociales del ayuntamiento local y las Comunidades Autónomas. Estos organismos ofrecen mucha información sobre programas concretos dirigidos a este objetivo.

Las personas con limitaciones pueden beneficiarse de la actividad de numerosas organizaciones de voluntariado que les ofrecen posibilidades de visitarles en casa, sacarles a pasear, etc.

Llevar a las personas mayores a Centros de Día es una buena opción, ya que pueden recibir una atención personalizada.

Contratar a una cuidadora por horas ayuda en su cuidado y a que la persona no se sienta tan sola.

Sin duda la solución completa, que conlleva socialización y atención a la par, son las Residencias para la tercera Edad.

Contáctanos:

Indique el resultado de la suma, para demostrar que no es un robot:


Cookies y Privacidad

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido, y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cookies técnicas

Cookies de análisis