La vista en La Tercera Edad: problemática.

La vista en La Tercera Edad: problemática.

La vista en la Tercera Edad: Conforme envejecemos, los síntomas de deterioro visual pueden aparecer de forma paulatina. Así, las principales patologías asociadas con la vista son:

 

           
–        Catarata.   –   Alteraciones en las formas de los objetos.
–        Glaucoma.   –   Cromatopsia.    
–        Retinopatía diabética. –   Amaurosis fugaz.  
–        Degeneración macular. –   Embolias.    
–        Alteraciones lagrimales. –   Trombosis.    
–        Moscas volantes o miodesopsias. –   Alucinaciones visuales.  
           

 

El equipo de profesionales de SAVIA proporciona los cuidados específicos para los residentes con esta dificultad:

 

Desde el área de psicología y TASOC adaptamos las actividades fomentando las relaciones interpersonales para prevenir el aislamiento. Además, desde el plano emocional, se valora e interviene sobre problemas psicoafectivos asociados.

 

El papel del equipo de gerocultores está enfocado en facilitar y hacer más confortable su vida diaria preservando la seguridad de los residentes con dificultades visuales. Ayudándolos en sus actividades básicas de la vida diaria siendo “los ojos” del propio residente, eliminando las barreras visuales en la medida de lo posible y cuando un vínculo de especial confianza con el residente y con todos los miembros del equipo del centro, que hace de su estancia una experiencia más placentera aún.

 

Con respecto al área de enfermería sobre los problemas oftalmológicos de la tercera edad, la intervención principalmente está orientada a la administración de colirios, pomadas u otros tratamientos pautados,el lavado periódico de los ojos y la vigilancia de los síntomas y la evolución de los mismos. En esta última tarea destacamos la importancia y el excelente empeño del equipo de gerocultores, dado que son los que más tiempo están en contacto directo con ellos.

Los problemas oftalmológicos conllevan problemas sensoriales que pueden ocasionar caídas en la tercera edad, uno de los principales síndromes geriátricos que tienen que trabajarse desde el principio.

El área de fisioterapia ofrece apoyo directo ejercitando al residente, evitando las barreras emocionales de la inseguridad de hacerlo sólo, trabajando de manera dirigida, orientada y segura, obteniendo mejoras en la calidad de vida de la persona y en su autoestima.

 

Todo el equipo de SAVIA, recomienda ejercicio físico coherente a la situación individual, mantenerse activo, crear redes de desarrollo personal y estar entretenido dando un buen contenido al desarrollo personal.

Contáctanos:

Indique el resultado de la suma, para demostrar que no es un robot:


Cookies y Privacidad

En este sitio web utilizamos cookies propias y de terceros con fines analíticos. Si continúa navegando por la web consideraremos que acepta el uso de las mismas. También puede rechazar o configurar las cookies y obtener más información utilizando los botones que se muestran a continuación.

Cookies técnicas

Cookies de análisis