Residencias Tercera Edad: remedio contra la soledad.

Residencias Tercera Edad Vivir SIN soledad.

Residencias Tercera Edad una opción segura. La creciente epidemia de soledad que aqueja a nuestra sociedad supera como amenaza para la salud a la patología de la obesidad. Ni siquiera la innovadora entrada de Internet en escena ha servido para reducir esta coyuntura cada vez más férrea de aislamiento social, llamada a representar una mayor amenaza para el sistema sanitario que el tan alarmante índice de sobrepeso. En idéntico sentido, también preocupan los jóvenes por lo que se refiere a la pérdida del denominado “grupo de la calle”, tan arraigado en nuestras anteriores generaciones (la mía, sin ir más lejos). Predomina una sensación generalizada de que las redes sociales proporcionan entretenimiento y compañía, pero es evidente que no es así, desde el punto y hora en que no sustituyen el contacto personal. Por lo tanto, la tecnología no solo no es capaz de frenar esta epidemia sino que, además, ha conseguido alterar de cara a la galería la percepción que se tiene sobre ella.

 

161206_k20j3_soledad-viejos_sn635

 

Afloran potentes evidencias de que la soledad aumenta el riesgo de mortalidad. Su magnitud supera los principales indicadores habituales de salud, no tratándose de un tema que afecte solo a la Tercera Edad, sino que recae sobre el conjunto de la sociedad. En los Estados Unidos, donde una cuarta parte de la ciudadanía vive sola, la Asociación Americana de Psicología sostiene que existe una probada conexión entre soledad y muerte prematura. Tal vez por ello se acabe de convertir también en un asunto de Estado para la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, que ha creado un Ministerio específico para abordar una gravísima problemática que sufren más de nueve millones de británicos de todas las edades, de los que dos superan los 75 años.

Nuestro país tampoco permanece al margen de esta dolorosa tragedia contemporánea. En España viven solos más de un millón de compatriotas que han alcanzado la edad prevista para la jubilación, y centenares de miles pasan días y días sin hablar con nadie. ¿Quién no ha leído o visionado noticias sobre individuos que permanecen en sus domicilios largas temporadas después de haber fallecido sin que nadie haya notado su ausencia?

Hemos llegado a un extremo en el que los gobernantes deben hacer frente con rigor a esta lacra, tan extendida como silenciosa. Dentro de sus responsabilidades figura sin duda la de velar por una sanidad integral de los ciudadanos, lo que requiere la puesta en marcha de políticas activas de promoción de la salud, incluidas las que potencien el apoyo social, las actividades de ocio, las relaciones interpersonales y la comunicación. Porque si vivir en soledad es lamentable, morir de soledad es inadmisible.

Las Residencias de la Tercera Edad de la actualidad, son un antídoto inequívoco contra la soledad, una solución óptima que revierte la soledad en actividad y compañía.

Residencias Tercera Edad soledad

Contáctanos:

Indique el resultado de la suma, para demostrar que no es un robot:


Cookies y Privacidad

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido, y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Cookies técnicas

Cookies de análisis